El poder de la marca

El mercado actual es sumamente competitivo. Muchas son las empresas que ofrecen los mismos servicios o que venden los mismos productos. De ahí que sea esencial el diferenciarse de la competencia. Por eso, la marca se ha convertido en una de las claves de los negocios como elemento diferenciador. El branding  o gestión de la marca es aplicable a todas las empresas, independientemente del tamaño de estas. Una mala gestión de la misma puede representar un verdadero problema.

A modo de ejemplo, una marca que varía el diseño de su logotipo puede llevar a confusión a los clientes porque no saben si nos están comprando a nosotros o a otra empresa. No obstante,  la marca no se limita al logo. A decir verdad ,una marca es lo que el público piensa que es tu empresa, cómo te ven, qué sentimientos despierta en ellos, qué opinan de tu empresa. Y precisamente tu marca es lo que va a definir la esencia de tu negocio.

Si lo tuviéramos que resumir en una frase, la marca es la percepción de las personas de tu empresa a partir de los impactos que generas sobre ella. Esto hace que para una empresa sea prioritario construir una buena marca. Aquí entraría en juego el concepto de branding. Este último hace referencia al conjunto de acciones para crear la marca y generar valor asociado a ella.

Precisamente el branding es una de las principales estrategias de un negocio porque es la base que hará que una parte de población reconozca a nuestra empresa. El valor, la credibilidad y la singularidad de la marca son precisamente esos elementos intangibles son los pilares para su construcción. Aunque el reto está en crear y construir la marca en la mente del público. De este modo, se conseguirá el reconocimiento, la lealtad, la asociación de valores,  la percepción de calidad y que los consumidores recuerden la marca.

Cómo construir una marca sólida

Toda empresa sueña con que su marca se convierta en una lovebrand. Esto es una compañía apreciada porque genera lealtad y satisfacción (brand equity o capital de marca). Así, se obtendrá:

  • Reconocimiento y recordación (notoriedad de marca).
  • Será la preferida y recomendada por los consumidores (lealtad).
  • Los consumidores le atribuirán una gran calidad.
  • Asociación con los valores que representa la marca.

Para llegar a todo esto es necesario realizar una serie pasos:

  • Decidir cómo posicionar la marca en la mente de los consumidores.
  • Elegir un buen nombre de marca.
  • Si se desea o no una marca propia de fabricante o se prefiere una marca blanca, utilizar licencias o hacer cobranding.
  • Plantearse cómo hacer crecer la marca (extender la línea o las marcas, marcas múltiples, marcas nuevas).

Recuerda que la marca es lo que va a definir a la empresa, y que va mucho más allá de las estrategias de marketing y de tener un logotipo. La marca está relacionada con la historia que queramos contar sobre nuestra empresa, los sentimientos que despierta nuestra empresa, la experiencia que tienen los consumidores con nuestra empresa, etc. De hecho, si te has dado cuenta no se venden ya productos o servicios al consumidor, sino experiencias, emociones y sentimientos.

No obstante,  debemos tener en cuenta que el comportamiento de los consumidores es cambiante y la competencia en el mercado también. Por esta razón, habrá que ir reajustando el branding con las últimas tendencias y cambios tanto en el mercado como en comportamiento del consumidor.  Esta reorientación del brandig es recomendable ponerla en manos de expertos. En Laluca podemos ayudarte. Contamos con años de experiencia construyendo y desarrollando la identidad de marca de diferentes empresas. ¿Hablamos?

Cómo medir una campaña publicitaria online

Seguro que habrás escuchado que una de las ventajas de realizar una campaña publicitaria online es que se puede medir los resultados. De hecho, la publicidad online se ha convertido en una herramienta en la que relación costo-beneficio resulta muy atractiva para las empresas así como arrojan resultados concretos.

Esto es como consecuencia de la posibilidad de segmentación, el pago solo por clic y que podemos monitorizar la campaña. Esto último nos permite medir y ajustar en tiempo real los anuncios. Sabremos cuáles funcionan mejor. De este modo, tenemos la oportunidad de optimizar el presupuesto.

Seguramente, estés pensando: “Todo eso está muy bien, pero ¿cómo puedo saber si el anuncio está funcionando  o no?” Para esto tenemos una serie de indicadores que nos van a permitir medir y ajustar nuestras campañas publicitarias. El fin último es obtener el mayor número de conversiones al costo más bajo posible.

Indicadores  para medir el éxito de una campaña

  • Alcance. Se refiere al número de personas que se le ha mostrado el anuncio, tanto si han dado clic como si no. Es decir, si la estrategia de aumentar la visibilidad de tu negocio es efectiva o no. Aquí suele mirarse las impresiones, el coste por impresión, los usuarios únicos impactados, la frecuencia media de impacto y si existe duplicidad de audiencias.
  • CTR (Click Through Rate). Dicho de un modo más sencillo, es el número de personas que dieron clic entre el número de personas registradas en el alcance total. Cuanto más alto sea el CTR mejor.   Ya que nos está indicando que el enunciado es atractivo y para la audiencia está resultando relevante el contenido.
  • CPC (Coste por Clic). Es como su nombre indica el costo que nos supone cada vez que un usuario hace clic en el anuncio. El coste se obtiene de dividir el presupuesto de la campaña entre el número de clics logrados.
  • Tasa de conversión. Esto se refiere al número de personas que llegó al destino que indicaba el anuncio y realizó lo que se le pedía. Por ejemplo, supongamos que hemos hecho un anuncio de una cata de vino y hemos indicado que ha de registrarse para asistir a la cata en la página de destino. Las conversiones son el número de reservas que se han realizado para el evento. En nuestro caso una cata de vino. Estas reservas serán las conversiones. El total de reservas dividido entre el número de clic dados al anuncio obtendremos la tasa de conversión. Recuerda que no todo el mundo que haga clic en el anuncio hará la reserva.
  • Costo por adquisición del cliente (CAC). Es el resultado de dividir el presupuesto inicial entre el número de personas que hicieron la reserva, por seguir con nuestro ejemplo. De esta manera sabremos lo que nos ha costado cada persona que ha hecho la reserva en nuestra cata de vino. Por tanto el CAC es un ratio utilizado para determinar el coste medio de inversión para hacer que un usuario potencial se transforme en cliente. Esta medición puede realizarse mensual, trimestral, semestral o anualmente.

En resumen, si tenemos en cuenta estos cinco indicadores, podremos evaluar y saber cuál es la campaña o anuncio que está siendo más efectivo.  Cuántas de nuestras visitas se han convertido en leads y cuáles en clientes. En definitiva, nos va a ayudar a establecer nuestro embudo de ventas.

No obstante estos no son los únicos indicadores que podemos manejar,  existen otros como el tiempo de recuperación de la inversión CAC o el ratio del ciclo de vida del cliente. El primero calcula el tiempo que tarda la empres en recuperar la inversión CAC tomando tu CAC  y dividiéndolo entre el margen de beneficio por mes en función de la media de nuevos clientes. Mientras que el segundo, estima el valor total que obtiene la empresa por cada cliente frente a lo que se ha invertido para obtener dicho cliente.

Como puedes existen diferentes indicadores que van a valorar el éxito de nuestras campañas de marketing online. ¿Quieres que te ayudemos a gestionarlas?

Como medir una campaña publicitaria offline

Cuando realizamos una campaña publicitaria, además de planificar toda la creatividad y decidir los soportes en donde se va a realizar, lo que más suele interesar a los empresarios son los resultados. En una campaña online es más sencillo conocer, medir y cuantificar los resultados de las acciones de marketing, ya que las propias plataformas proporcionan estos datos.

Es cierto que una campaña offline a veces no puede medirse. Por ejemplo, no es posible conocer el número total de personas que han visto un anuncio en televisión o un cartel ubicado como publicidad exterior en la fachada de un edificio. Sin embargo,  esto no quiere decir que nunca podamos obtener estadísticas de las acciones realizadas en eventos, PLV o relaciones públicas.

Métodos para medir una campaña publicitaria offline

A continuación vamos a enumerar algunos de los métodos que se utilizan para analizar y medir una acción de marketing directo:

  • Vanity URL. Se trata de crear una web con una URL fácil de recordar por la audiencia y reconocer a la que una acción de marketing online dirigirá. Por ejemplo, seguro que has visto campañas de marcas de cerveza u otro tipo de producto en el que si quieres más información o ver un vídeo completo te redirige a una página web. De este modo, podremos utilizar las herramientas de analítica web para conocer cuántas personas han accedido a este sitio a través de la campaña realizada en offline, así como el número de conversiones. En definitiva podemos medir la repercusión de la campaña a través de una web.
  • Experimentos supervisados. A veces una marca puede querer realizar una prueba o experimento de cómo va a resultar un tipo de producto o de campaña. Para ello se realiza un evento sobre una muestra de la población antes de lanzar la campaña definitiva. Esto tiene como objetivo medir las reacciones de los sujetos seleccionados.
  • Códigos de compra o cupones únicos. Una forma sencilla de controlar cuánta gente compra un producto con motivo de una campaña es realizar un código de compra o cupón con un tipo de descuento o regalo. Este código de descuento puede promocionarse a través de flyers enviados al domicilio o a través de un anuncio proyectado en una pantalla.  Con este tipo de acción podremos medir la repercusión mediante las compras.
  • Google Analytics. Aquí requiere una planificación y conocer el calendario, así como los horarios de los anuncios en radio o televisión y ver cómo afecta eso al tráfico de nuestra web. La herramienta indispensable para las mediciones es, sin duda, Google Analytics.
  • Información sobre difusión. Los medios tradicionales como la prensa, la radio y la televisión suelen ofrecer datos de difusión o tirada (en prensa), la audiencia de los programas o por horarios (prime time). Estos datos son importantes a la hora de optar por un medio u otro para llegar al mayor número de audiencia posible. Aunque esto no nos ayudará a conocer cuántas personas vieron el anuncio (visibilidad de la empresa o producto) y realizaron la compra una vez que lo vieron.

Como has podido el marketing tradicional tiene una forma muy limitada a la hora de medir los resultados de una campaña de publicidad. Por el contrario, si para dicha campaña utilizamos un código de descuento o la enlazamos de algún modo a una página web sí podremos obtener algún resultado.

Por tanto, como conclusión podemos decir que contar con una página web de empresa, no solo va a dotar de una mayor visibilidad a tu negocio, sino que también te va a permitir medir y controlar tanto las acciones o campañas de marketing tanto online como offline. ¿Cuentas ya con una página web de tu negocio? ¿Sabes cómo sacarle chispa?

La realidad aumentada y virtual

Muchos son los que aún confunde la realidad aumentada (AR) con la realidad virtual (VR). No obstante, no es lo mismo. En el caso de la VR, el usuario se sumerge por completo en un mundo virtual. Esto significa que vive una experiencia sensorial completa en un ambiente creado de manera artificial. Para que esta experiencia sea más completa se utilizan gafas especiales y auriculares.

Por su parte la realidad aumentada, no utiliza gafas, sino el propio teléfono móvil. Aunque también puede emplearse un portátil o un ordenador de sobremesa. Aquí es donde cargará el entorno virtual. A diferencia de la virtual, en la aumentada se combina el entorno real con el artificial creado mediante un programa informático. De este modo podremos saber cómo podría quedar un mueble en una habitación o jugar a cazar pokemons o lanzando hechizos a monstruos como un mago de Hogwardts.

La popularidad tanto de la realidad aumentada como la realidad virtual va en aumento. Según un estudio de Markets and markets, se estima que en 2017 el mercado de la realidad aumentada se valoró en 4.230 millones de  dólares y se espera que en 2023 este alcance los 60.550. Por su parte el mercado de realidad virtual se valoró en 5.120 millones de dólares en 2017, el pronóstico para 2013 es de 34.080 millones.

También está creciendo el interés de las empresas por utilizar AR y VR para fines promocionales de la marca, productos y servicios. Una de las principales razones es que permite que una interfaz bidimensional muestre una tercera dimensión. Es decir, los anuncios no se muestran solo el tradicional anuncio gráfico, sino que aporta una visión periférica.

Se trata de crear una forma más inmersiva de contar una  historia. ¿Y por qué no aprovechar esto para contar la propia historia de la marca? De esta manera, se puede aportar un mayor valor y un compromiso de marca. Podrá atraer a más consumidores que desean probar esta nueva experiencia. 

Aplicaciones publicitarias 

Veamos algunos ejemplos de la utilización de la realidad aumentada y la realidad virtual que ya se están utilizando:

  • Tours virtuales o vídeos corporativos inmersivos. Se pueden crear experiencias únicas a través de la creación de visitas virtuales a una tienda o establecimiento, incluso permitir a los compradores que se prueben accesorios o prendas de manera virtual. Asimismo, son muy útiles en aquellas situaciones en las que una visita real puede implicar algún tipo de riesgo (visitas a hornos, operaciones quirúrgicas…).
  •  Experiencias en vivo. Las empresas pueden optar por mostrar en sus sedes o en ferias experiencias tanto de realidad virtual como de realidad aumentada. En el caso de este último existe la experiencia de probadores de ropa delante de un espejo.
  • Aplicaciones al comercio electrónico. También podemos aportar esta realidad a los catálogos donde podamos ver el objeto a comprar en sus tres dimensiones, para su posterior compra.  IKEA y Lego ya experimentaron con su catálogo para que el comprador pudiera ver cómo quedaba en su producto en el hogar del usuario.
  • Aplicaciones a las redes sociales. Se pueden agregar filtros creativos, animaciones o interacciones a las fotos y vídeos. En este supuesto estaríamos hablando de aplicar realidad aumentada.

En cualquier caso, ya optemos por la realidad aumentada o la realidad virtual el enfoque debe mantenerse en la estrategia, así como tener siempre presente el mensaje de marca que se quiere transmitir. Esta tecnología es un vehículo cada vez más empleado porque facilita una mayor interacción entre usuario y marca. Pero antes de efectuar una inversión a gran escala en este tipo de proyectos, es conveniente contar con una agencia como Laluca, para conocer las capacidades y beneficios que tanto la AR como la VR pueden aportar a tu negocio.

Campañas de prospección internacional online

Para una empresa que quiere exportar sus productos online, es decir, que desea internacionalizarse es primordial realizar un buen plan de marketing internacional. Muchas empresas que han empezado a exportar han fracasado estrepitosamente principalmente por carecer de suficientes recursos y competitividad.

Debemos de tener en cuenta que no todos los mercados son iguales, y como consecuencia, el público objetivo no será similar en los distintos mercados. De ahí que no se recomienda extrapolar una campaña de publicidad de éxito en un mercado a otro. Puede que en este último la misma campaña fracase estrepitosamente.

Pasos previos

Nadie pone en duda que en un mercado cada vez más globalizado es una buena oportunidad para el crecimiento del negocio.  Pero para tener éxito necesitas tener una sólida estrategia de marketing digital internacional. Esto significa que habrá que:

  • Investigar a la competencia (qué hacen, cómo se promocionan, por qué tu producto/servicio es mejor).
  • Confirmar que la logística esté preparada para operar localmente en cada país (distribuidores locales, interlocutores nativos para consultas)
  • Consideraciones en la web: Traducción de la página web a inglés o en el idioma del país en el que vayamos a operar (traductores nativos), aplicación de SEO internacional, cuidar la parte visual en cada idioma (dependiendo del idioma las frases pueden ser más largas o caracteres especiales).
  • Crear contenidos aplicando el SEO a todos los textos que se publiquen en la web, redes sociales y publicidad. No solo en el idioma de origen, sino  también en el idioma de los países donde se desee operar, así como trabajar las keywords (palabras clave).
  • Una vez tenemos lista esta parte es hora de buscar prospectos. Una buena forma de conseguirlos, y por tanto plantear una campaña de prospección internacional, es a través del marketing de buscadores.

Habrá que conocer cuál es el motor de búsqueda más utilizado en ese país. No siempre es Google. Si queremos conquistar el mercado ruso deberemos tener en cuenta a Yandex y en el caso del mercado chino a Baidu. Recuerda que las búsquedas no son universales. Esto quiere decir que no tiene por qué haber la misma cantidad de búsquedas en otros países.

Si nuestro mercado es el Canadá, Estados Unidos, Japón o Europa occidental, el motor de búsqueda por excelencia es Google. Por lo que si se va a operar en cualquiera de estos países se puede optar por hacer una campaña en este motor de búsqueda. Este nos ofrece algunas herramientas como:

  • Market Finder. Ayuda a identificar nuevas oportunidades en el ámbito internacional, así como el coste por clic para algunas consultas y la competencia de publicidad.
  • Google Ads. Permite realizar y gestionar campañas para clientes tanto de nuestro país como de otros mercados, siempre y cuando nuestros productos estén disponibles para esos países.

Posicionamiento de la marca sin necesidad de tener sede

Asimismo, gracias a Internet, cada vez hay más negocios que no requieren tener una presencia física o establecimiento para desarrollar una actividad profesional. Estos también van a poder posicionar su marca sin la necesidad de tener sede. Para ello podemos establecer estrategias basadas en:

  • La competencia. Habrá que analizar su oferta comercial y compararla con la nuestra.
  • Consumidor. Se tomarán como referencia las necesidades de los clientes.
  • Responsabilidad social. Se definirá la oferta comercial anteponiendo necesidades de la sociedad en general. Por ejemplo, el cuidado del medioambiente.
  • Atributos. Asociamos la marca con una cualidad que la hace única o que destaca sobre los productos o servicios de la competencia.
  • Beneficios. Se asocia la marca con un beneficio al consumirla o con la solución a un problema.
  • Ocasión de uso. La marca se asocia para una ocasión (uso diario, para regalo, uso festivo)
  • Tipo de usuario. Se trata de asociar el producto o servicio a un público específico.
  • Relación con productos de la misma clase. Se trata de relacionar la marca con otras marcas que todas ellas tienen una característica común.
  • Marca avalada. Aquí entran en juego personas famosas, deportistas o que tienen un reconocimiento internacional. Un ejemplo es Rafa Nadal y Kia.
  • Experiencia o consumo. Genera una experiencia al usuario mediante su uso o consumo. Un claro ejemplo de esta estrategia es Starbucks.

Son muchas las opciones y estrategias que se pueden aplicar a los negocios, pero unas serán más adecuadas que otras para tu negocio. ¿Quieres que Laluca te ayude a seleccionar aquella estrategia que mejor se adapte a tu empresa?

Cómo afectará la red 5 G a la comunicación

Desde hace unos años se lleva hablando del 5G, pero ¿sabes exactamente en qué consiste? Seguramente, relaciones este término con móviles con 5G y las nuevas tecnologías.  En realidad, es un acrónimo para referirse a la red móvil de quinta generación, es decir, los nuevos estándares de la comunicación inalámbrica. Y como bien supones, será al que va a suceder al 4G.

Se espera que mejore la velocidad, latencia y consumo en el uso de los smartphones y dispositivos conectados. En otras palabras, una mayor velocidad de conexión (hasta 10GBps), con una menor latencia (el tiempo de respuesta a lo que ordenamos será más corto) y consumo energético, con lo que las baterías ganarán una mayor autonomía.

Además, posibilitará tener más dispositivos conectados a la vez por nodo de metro cuadrado. Con el término dispositivo no solo nos estamos refiriendo a los teléfonos móviles, sino también a electrodomésticos, robots, cámaras de seguridad, coches, relojes, zapatillas etc.  Poco a poco nos iremos acostumbrando a que aspiradoras, coches, neveras, gafas, lavavajillas y otros dispositivos estén conectados a Internet. En resumen, lo que ha pasado a denominarse el Internet de las Cosas o Internet of Things (IoT).

Esto será posible porque la red tendrá una mayor capacidad, será entre 100 y 1000 veces más veloz que la 4G. Esto permitirá dar soporte a las distintas aplicaciones que mencionábamos al referirnos al Internet de las Cosas.  Pero también soportará que más usuarios y más dispositivos puedan estar conectados al mismo tiempo.

Ventajas del 5G

  • Evitará la saturación de la red. Podrán estar más aparatos conectados a una misma red.
  • Nuevas técnicas de transmisión de contenidos (realidad virtual, realidad aumentada, hologramas…)
  • Control a distancia en tiempo real. Se podrán controlar aparatos de manera remota. Esto posibilitará grandes avances en la cirugía.

¿Cuándo llegará?

El 5G parece aún algo lejano. Lo cierto es que esta red ya se está poniendo en marcha desde el 15 de junio de 2019. De hecho, ya se puede utilizar en 15 ciudades españolas, aunque de momento no la pueden utilizar más que la mitad de sus habitantes. Vodafone ya ha comenzado a extender su cobertura.

Cada vez estaremos más rodeados de emisiones inalámbricas. Prueba de ello es que la implantación de la nueva red ocupa parte del espacio radioeléctrico de la TDT. Por ello, será necesario resintonizar esta última.

 Cómo afectará a la publicidad

El 5G permitirá un entorno mucho más conectado, por lo que permitirá afianzar las nuevas herramientas de contenidos y publicidad. La realidad virtual será mucho más accesible, por ejemplo. Asimismo, los contenidos se consumirán con mucha más facilidad por vídeo o streaming. Esto seguramente provocará que surjan nuevas oportunidades para hacer publicidad y marketing. Esto será posible, por ejemplo, si tenemos en cuenta que cada pantalla podrá servir de soporte interactivo.

Por eso podemos aventurar, sin temor a equivocarnos, que el 5G hará posible:

  • Construir mejores mensajes en todo momento. Cualquier tipo de escenario podrá convertirse en un espacio publicitario. No solo la realidad virtual llegará a todas las partes, sino también la realidad aumentada.
  • Un menor uso de los bloqueadores de anuncios. Una de las principales razones por las que los usuarios utilizan esta aplicación es para evitar que ralentice la carga del contenido que quieren ver. Si el contenido publicitario no interfiere con su experiencia en la navegación web, lo más probable es que vayan reduciendo su uso.
  • Mayor calidad de los anuncios. Como hemos mencionado, la tecnología nos va a permitir una mayor velocidad de carga y de calidad de datos. Esto se traducirá en anuncios mejor informados con un contenido más creativo y una mejor estrategia de distribución.
  • Acceso a una mayor audiencia. Al facilitarse el acceso a la nueva red también se sumarán las zonas rurales.

¿Estás preparado para la nueva red de comunicación?

Qué aporta la creatividad a una campaña

La creatividad en una campaña es la que va a decidir el aspecto de cualquier anuncio publicitario, independientemente del soporte donde vaya a aparecer. En esta tarea trabajan tanto el creativo publicitario como el copywriter para producir mensajes publicitarios que capten la atención, que sea original y atractivo. Todo ese trabajo está orientado a posicionar una marca y/o vender un producto.

Cada propuesta creativa siempre va a tener como origen una estrategia de comunicación que está ya establecida en una estrategia de marketing. En esta última se van a contemplar todos los elementos que van a permitir lograr los objetivos marcados por la empresa, en base a una serie de recursos de los que se dispone para transmitir el mensaje más adecuado a la audiencia adecuada.

Por tanto, habrá que definir cuál es el público objetivo, los mensajes a transmitir sobre nuestro producto o servicio. La creatividad trata de aglutinar condensar todos estos datos en un mensaje que en forma y fondo sea atractivo con el fin de que resulte más eficaz. En definitiva, la creatividad es la culminación de esa estrategia de marketing con unos objetivos muy claros.

Objetivos de la creatividad

 

  • Envío de mensaje claro y contundente. La creatividad es lo que llega finalmente al cliente, ya que es el último paso de la estrategia. Pero dicha creatividad ha de saber hacer llegar un mensaje perfectamente comprensible y sin ambigüedades.
  • Posicionar un producto y/o marca. La campaña que se realice debe contribuir al posicionamiento de la marca y del producto. Este último está asociado a unos atributos o cualidades, mientras que la marca está asociado a un posicionamiento estratégico, generalmente asociado al prestigio.
  • Debe causar impacto. No es suficiente con que un mensaje sea claro, sino que además debe llamar la atención y perdurar en nuestra memoria. Para ello se emplean recursos emocionales (humor, misterio, ternura, empatía…) o recursos visuales, sonoros o gráficos.
  • Intentar que genere conversación. Esto es que el público hable del anuncio. Hoy en día, con las redes sociales y medios digitales esto es mucho más fácil que ocurra. Además, no solo podemos crear conversación, sino que podemos seguirla y medirla de una forma mucho más sencilla que con los medios tradicionales (prensa, radio y televisión).
  • Difundir y viralizar. Si realizamos una buena campaña podemos lograr que de forma espontánea llegue a los medios de comunicación de manera gratuita (porque hablen de ella en informativos o en un programa) o que se viralice por las redes sociales.

Recomendaciones

A modo de resumen, podemos decir que la creatividad aporta el cómo comunicar el mensaje a transmitir y que se ha definido ya en los objetivos de la estrategia de marketing. Va a determinar cuál será la manera más efectiva de hacer llegar el mensaje  más apropiado sobre un producto y marca a los consumidores.

Del mismo modo, el concepto creativo tendrá que ser coherente y útil para la marca y el propósito de la campaña. Debe mostrar el beneficio que obtendrá el usuario si lo obtiene. El propósito es despertar en el consumidor el deseo de comprar el producto. Para ello es recomendable:

  • Generar contenido, cuanto más personalizado mejor. Esto último dependerá de si nos estamos dirigiendo al mundo online donde la personalización es más factible que en los medios de comunicación de masas como la radio, la televisión o la prensa escrita.
  • Crear una experiencia atractiva. Debemos recordar que cuanto más creativo sea un anuncio, más impactará en el público.
  • Apuesta por la interactividad. Cada vez más se están introduciendo experiencias interactivas, donde el usuario es el que decide qué desea experimentar.
  • Conocer a tu público ideal. Es fundamental saber a quién está enfocada una campaña y adaptarla a cualquier tipo de dispositivo que estos posean.

En definitiva, la creatividad es uno de los factores más influyentes en los resultados y objetivos de ventas, ¿vas a dejarlos en manos de cualquiera?

Cómo hacer una campaña de Linkedin con éxito

Cuando lanzamos una campaña publicitaria, debemos tener en cuenta a quién van dirigidas. En el caso que nuestro buyer persona o destinatario sean profesionales o empresas, LinkedIn en la plataforma perfecta para realizar dicha campaña. 

RAZONES PARA HACER UNA CAMPAÑA EN  LINKEDIN

El número de usuarios sigue creciendo. En abril de 2018, se contabilizaban 546 millones de usuarios, un año después la cifra subía a 610. En cuanto a los usuarios activos, en abril de 2018 eran 260 millones, y en 2019 la cifra subió a 303 millones de usuarios (datos de Statista).  

Si no conoces LinkedIn, debes de saber que es la red profesional por excelencia. Al igual que Facebook, Instagram y Twitter, cuenta su propia plataforma de anuncios. De hecho, la mayoría de las empresas están acostumbradas a realizar campañas en estas redes sociales, pero son pocas las que optan por lanzar una campaña en LinkedIn.

Permite hacer una segmentación muy detallada a nivel profesional: por puesto de trabajo, sector, formación, años de experiencia, edad, tamaño de la empresa, localización, etc.

Si eres de los que piensan que es mejor invertir Google Ads, esto es así cuando estamos buscando reforzar el branding de la empresa o ponernos delante de la competencia. No así cuando estamos ofreciendo servicios B2B. En este último supuesto, nuestros clientes potenciales están en LinkedIn.

Todo esto hace que no tenga competencia. Por tanto, LinkedIn Ads puede ser una gran aliado para tener éxito. ¿Quieres saber cómo hacer una campaña de LinkedIn con éxito?

TIPOS DE CAMPAÑAS

Antes de ponernos manos a la obra debemos de saber que existen tres tipos de campañas que podemos realizar en esta red social orientada al ámbito profesional. Hablaremos de campaña de:

  • Contenido patrocinado. Son las que aparecerán en el muro del público al que se dirija nuestra campaña y que previamente hemos segmentado.
  • Anuncio de texto. Son esos anuncios que aparecen en la barra lateral o en una barra horizontal.
  • Mensajes inMail patrocinados. Son mensajes privados que llegan al buzón de cada una de las personas que cumplen con la segmentación que hayamos realizado.

LANZANDO UNA CAMPAÑA DE LINKEDIN PASO A PASO

Primero deberemos tener en cuenta una serie de requisitos:

  • Debemos tener una página de LinkedIn de la empresa si lo que queremos es crear una campaña de contenido patrocinado.
  • Abrir una cuenta en LinkedIn Ads. Para ello iríamos a nuestra cuenta personal. Seleccionaríamos Marketing Solutions y en el momento que hagamos clic en el botón de “Crear Anuncio” se nos va a pedir una serie de datos:
    • Nombre de cuenta publicitaria.
    • Moneda  en la que trabajemos. Date cuenta que no podrás cambiar de moneda una vez elegida. En el caso de que necesitemos otra moneda se aconseja abrir una nueva cuenta de LinkekInd Ads.
    • Vincular esta cuenta con nuestra cuenta personal en LinkedIn, para ello introduciremos el nombre de nuestro perfil o la URL del mismo.
    • Creación de una página o vincularla a la ya existente.

Consejo. Recuerda pausar el bloqueador de anuncios cuando realices esta operación, ya que puede darte problemas. Para posteriores campañas bastará con entrar en el Administrador de campañas.

CONFIGURANDO LA CAMPAÑA

  • Haremos clic en “Crear campaña” a la que le daremos un nombre con el que seamos capaces de identificar la campaña.
  • Seleccionaremos el objetivo que deseamos con la campaña: visitas al sitio web, interacción, captación de contactos o visualizaciones.
  • Segmentaremos el tipo de público a la que va dirigida nuestra campaña. Podremos filtrar por cargo del usuario, sector, edad, nombre de la empresa, universidad, sexo, grupos al que pertenece, tamaño de la empresa (número de empleados), años de experiencia, títulos, aptitudes.
  •  Elegiremos el tipo de anuncio que queramos.
  • A continuación estableceremos el presupuesto, es decir, lo que queremos invertir en esta campaña y haremos clic en confirmar.

Si no te ves capaz de lanzar una campaña en LinkedIn con éxito, no te preocupes en Laluca estaremos encantados de ayudarte.

El proceso creativo

La creatividad es una de las piezas claves de una campaña publicitara, así como uno de los factores que influirá tanto en resultados como en objetivos de ventas. Es precisamente la creatividad la que facilitará que el mensaje llegue al público y que este responda de manera positiva al mismo.

Las 7 etapas del proceso creativo

Para que una campaña llegue a buen término se recomienda realizar una serie de pasos. Es decir,  el proceso creativo requiere de ir superando unas etapas. Hay quien establece siete fases, mientras que otros, como Graham Wallas en su libro “El arte del pensamiento”, establecen cuatro. En nuestro caso hemos aglutinado las dos opciones y que puedes conocer a continuación:

  • Identificación. Debemos tener muy claro cuáles son las metas. Para ello será necesario entrevistarse con el cliente. Esto permitirá recabar la mayor información posible sobre la campaña a realizar y, además, al cliente le servirá para situarse respecto al mercado y su competencia. En esta primera etapa el cliente deberá responder a preguntas del tipo: ¿Qué te diferencia de la competencia? ¿Cuál es el objetivo a conseguir? ¿Qué de bueno o malo tiene el producto?, etc.
  • Briefing. Con toda la información que hemos recopilado elaboraremos un briefing. Esta es una herramienta imprescindible que ordena todo eso que hemos recabado en la primera etapa.  Será la base de para la inspiración de la creatividad de la campaña.
  • Incubación. Se asimila todo lo investigado. No hay nada externo, es una etapa que se desarrolla en la mente del creativo.  Este acumula posibles ideas para poder dar o no una respuesta creativa a ese problema que se plantea. Aunque hay veces que el creativo desconectará de este proyecto con el fin de no saturarse y evitar respuestas erróneas en la siguiente etapa del proceso.
  • Brain storming. Tormenta de ideas, bocetos y diseños. Muchos diseñadores y agencias comienzan en este punto y realizan los diseños por la tendencia del momento. Algo que no es recomendable porque si no sabemos de dónde partimos puede dar lugar a un desarrollo creativo equivocado o que no sea útil para la marca.
  • Presentación de propuestas.  Llega el momento de presentar las primeras propuestas al cliente. Se pueden mostrar en un formato mockup, así al cliente le será más fácil situarse y que lo vea aplicado en algo real. Asimismo, se le explica al cliente los motivos por los que se ha optado por esos diseños y que estos a su vez están relacionados con lo que se pretende conseguir.
  • Elaboración. Ha llegado la hora de plasmar la idea ya comunicada con todo detalle, una vez que el cliente ha optado por una de las propuestas.
  • Revisiones. Aquí el cliente verificará si la creatividad se ajusta a lo que se esperaba. Habrá que darle un plazo para que esta etapa no se alargue más de lo debido.
  • Artes finales e implementación. Aquí se adaptará el diseño elegido con los diferentes formatos, versiones y tamaños que requiera el cliente. Asimismo, se instalará en los correspondientes soportes.

Esto no quiere decir que todos los creativos, diseñadores y agencias de publicidad realicen las mismas fases. Cada uno de ellos lo adaptará tanto a sus servicios como a su proceso creativo. En resumen, el proceso creativo es el flujo de trabajo que está enfocado a fomentar, recopilar y tratar de la forma más adecuada aquellas ideas que después el creativo, diseñador o agencia serán capaces de convertir la creatividad. Siempre entendiendo la creatividad, como la capacidad de crear algo diferente (desde cero o a partir de ciertos elementos ya hechos). Además, esas ideas tras este proceso será lo que la diferencie una misma campaña de otras realizadas por empresas del sector.