5 estrategias de marketing más usadas

Un plan es imprescindible para poner en marcha cualquier negocio o proyecto. Pero lo primero de todo debes tener claro qué es lo que deseas conseguir antes de poner en marcha cualquier plan de marketing o de comunicación. Ahora para que este funcione necesitamos definir la estrategia más adecuada. ¿Quieres conocer las 5 estrategias de marketing más utilizadas?

Branding e imagen de marca

Una de las estrategias más utilizadas es mejorar la imagen de marca de una empresa. Esto es trabajar sobre la percepción que tiene el público sobre esa empresa. Para crear dicha marca se necesitan una serie de elementos tangibles e intangibles que representan los valores que se quieran transmitir a los consumidores.

Estos elementos suelen ser: logo, color corporativo, nombre, tipografías, diseño, contenidos, etc. Pero esto no es suficiente. Recuerda que ya no se venden únicamente los productos, sino experiencias, soluciones o sensaciones. Es por ello es necesario recurrir a los valores, sentimientos y emociones para conseguir que la empresa se diferencie de la competencia. Todo ello se transmiten a través de una estrategia de branding e imagen de marca.

Por ejemplo, un modo de reforzar la notoriedad de una marca es realizar un vídeo y distribuirlo por las redes sociales. Si está bien trabajado hará que se viralice y que se refuerce la imagen de marca.

Estudios de mercado

Seguro que es un término que te es familiar. Su principal  cometido es analizar y conocer las posibles respuestas de los clientes, así como qué es lo que está haciendo la competencia antes de lanzar un nuevo producto o servicio. Para ello disponemos de encuestas online, observación directa y las publicaciones en las redes sociales.
Estrategias de marketing

Canalizar la venta online

Uno de los quebraderos de cabeza de muchas empresas es lograr más ventas online. Para ello hay que seguir una serie de pautas con el fin de mejorar la tasa de conversión y convertir a esos visitantes en clientes. Estas son:

Analizar los datos. Cuantos más datos podamos recabar, más conoceremos las necesidades de los clientes, así como los niveles de consumo. De ahí que  nos fijaremos cuáles son las páginas más visitadas, los productos más consultados y el tiempo de estancia de los usuarios; analizaremos las conversiones y las razones por las que esos productos se venden más, las tasas de rebote, es decir, por qué se van de la página, si hay comentarios negativos, etc. Por último habrá que fijarse en el comportamiento de los usuarios cuando navegan por el sitio web de la empresa.

Imágenes atractivas de los productos. Según el dicho popular, una imagen vale más que mil palabras. Es por ello que hay que cuidar las fotos que se incluyen en nuestra web, sobre todo, aquellas que se refieren a producto. Han de ser de calidad pero también que no ralenticen la velocidad de carga de la web.

Navegación. Es primordial que la navegación por el sitio web sea sencilla y ordenada. Así como facilitar la llegada a la compra de un producto en no más de tres clics.

Captación de leads


Aumentar o crear una base de datos con los clientes suele ser otro de los objetivos habituales de las empresas.
Esto a medio y largo plazo proporciona un canal a través del cual podemos emitir ofertas o comunicaciones directas con los clientes con buenos resultados. Una buena forma de incrementar esa base de datos es  mediante landing pages y redes sociales.

Fidelización del cliente

Es sabido que es más caro captar a un nuevo cliente que retener a uno. Es por ello que algunas empresas desarrollan programas de fidelización, mejoran su servicio postventa, etc.

¿Cuál crees que  de todas estas estrategias de marketing podrían mejorar tu empresa?