El poder de la marca

El mercado actual es sumamente competitivo. Muchas son las empresas que ofrecen los mismos servicios o que venden los mismos productos. De ahí que sea esencial el diferenciarse de la competencia. Por eso, la marca se ha convertido en una de las claves de los negocios como elemento diferenciador. El branding  o gestión de la marca es aplicable a todas las empresas, independientemente del tamaño de estas. Una mala gestión de la misma puede representar un verdadero problema.

A modo de ejemplo, una marca que varía el diseño de su logotipo puede llevar a confusión a los clientes porque no saben si nos están comprando a nosotros o a otra empresa. No obstante,  la marca no se limita al logo. A decir verdad ,una marca es lo que el público piensa que es tu empresa, cómo te ven, qué sentimientos despierta en ellos, qué opinan de tu empresa. Y precisamente tu marca es lo que va a definir la esencia de tu negocio.

Si lo tuviéramos que resumir en una frase, la marca es la percepción de las personas de tu empresa a partir de los impactos que generas sobre ella. Esto hace que para una empresa sea prioritario construir una buena marca. Aquí entraría en juego el concepto de branding. Este último hace referencia al conjunto de acciones para crear la marca y generar valor asociado a ella.

Precisamente el branding es una de las principales estrategias de un negocio porque es la base que hará que una parte de población reconozca a nuestra empresa. El valor, la credibilidad y la singularidad de la marca son precisamente esos elementos intangibles son los pilares para su construcción. Aunque el reto está en crear y construir la marca en la mente del público. De este modo, se conseguirá el reconocimiento, la lealtad, la asociación de valores,  la percepción de calidad y que los consumidores recuerden la marca.

Cómo construir una marca sólida

Toda empresa sueña con que su marca se convierta en una lovebrand. Esto es una compañía apreciada porque genera lealtad y satisfacción (brand equity o capital de marca). Así, se obtendrá:

  • Reconocimiento y recordación (notoriedad de marca).
  • Será la preferida y recomendada por los consumidores (lealtad).
  • Los consumidores le atribuirán una gran calidad.
  • Asociación con los valores que representa la marca.

Para llegar a todo esto es necesario realizar una serie pasos:

  • Decidir cómo posicionar la marca en la mente de los consumidores.
  • Elegir un buen nombre de marca.
  • Si se desea o no una marca propia de fabricante o se prefiere una marca blanca, utilizar licencias o hacer cobranding.
  • Plantearse cómo hacer crecer la marca (extender la línea o las marcas, marcas múltiples, marcas nuevas).

Recuerda que la marca es lo que va a definir a la empresa, y que va mucho más allá de las estrategias de marketing y de tener un logotipo. La marca está relacionada con la historia que queramos contar sobre nuestra empresa, los sentimientos que despierta nuestra empresa, la experiencia que tienen los consumidores con nuestra empresa, etc. De hecho, si te has dado cuenta no se venden ya productos o servicios al consumidor, sino experiencias, emociones y sentimientos.

No obstante,  debemos tener en cuenta que el comportamiento de los consumidores es cambiante y la competencia en el mercado también. Por esta razón, habrá que ir reajustando el branding con las últimas tendencias y cambios tanto en el mercado como en comportamiento del consumidor.  Esta reorientación del brandig es recomendable ponerla en manos de expertos. En Laluca podemos ayudarte. Contamos con años de experiencia construyendo y desarrollando la identidad de marca de diferentes empresas. ¿Hablamos?

Construir tu marca

La marca es ese signo con lo que nos van a identificar con los clientes. Es lo que nos va a diferenciar de la competencia, pero también generar confianza. Es por ello que es importante construir tu marca de manera adecuada. Va a ser tu identidad. Pero esta no es la única función que tiene una marca, ¿quieres conocer qué otras tiene?

Funciones de una marca

No obstante, esta función de identificación de empresa no es la única que tiene una marca. Existen otras como:

  • Informar sobre el artículo o producto y su origen.
  • Representa una serie de valores de cara al consumidor (estatus, vida o clase social).
  • Se utiliza como elemento publicitario. Es la base para el valor, la identidad corporativa y la filosofía de marca.
  • La marca es signo de prestigio y del saber hacer de una empresa.
  • Te ayudan a diferenciarte.

La importancia de la identidad corporativa

Cómo construir tu marca con éxito

Lo primero que debes saber es que una marca no es solo un logo, sino que hay una estrategia detrás,  en la que se va a definir cómo quieres que se perciba tu negocio, su significado y cómo funciona. Después habrá que elaborar un diseño que pueda implementarse en los distintos canales de promoción (email marketing, publicidad, redes sociales).

Etapas para construir tu marca

  • Definición de objetivos clave. Es el punto de partida de cualquier marca. En esta primera fase deberás plantearte qué quieres conseguir y cómo ves tu negocio a largo plazo.
  • Establecer el público objetivo o buyer persona. Debes definir a quién vas a vender tu producto o servicio, qué gustos tiene, hombre o mujer, edad, necesidades,  localización,  nivel de educación, problemas, etc. También debes establecer una lista con los beneficios de tus productos y cuáles son las necesidades que cubre o soluciones que aporta a los problemas de los clientes.
  • Investigar las marcas que existen en el nicho donde va a estar ubicada la empresa. Debes conocer qué es lo que está haciendo la competencia para diferenciarte de ella.
  • Conceptualización de la identidad y los elementos creativos de la marca . Es hora de crear una personalidad e identidad de la marca basada en los datos recopilados con anterioridad. Recuerda que para una marca sea efectiva debe ser fácil de reconocer y recordar.
  • Habrá que desarrollar los elementos visuales como el logo, el formato de los emails, la tipografía, la combinación de colores,  el eslogan, la personalidad de la marca,  voz de la marca ( profesional, simpático, orientado al servicio, técnico, informativo), etc.
  • Definir la estrategia y elegir el canal de marketing más adecuado. Además  de la página web, habrá que trazar un plan de comunicación. Esto significa que se deberá construir un mensaje que transmita los valores de la marca de la forma más apropiada. Dicho de otro modo, integrar tu marca en cada aspecto de tu negocio. Ha de reflejarse en todo lo que tu cliente pueda ver, leer o escuchar.
  • Analizar y renovar la marca.  La construcción de una marca no implica que no pueda cambiarse con el paso  del tiempo. Para seguir siendo competitiva la empresa debe ir revisando y analizando de forma rutinaria con el fin de probar nuevas estrategias y tácticas. Una marca no es simplemente un lema con un logotipo, sino que esta ha de ir adaptándose al mercado, pero siempre respetando su carácter y sus valores.

Como ves es un proceso complejo en el que vas a necesitar ayuda. Es por ello que se recomienda contar con los servicios de una agencia. Esta te orientará para elaborar la estrategia más adecuada para conseguir los objetivos marcados. En Laluca estaremos encantados de acompañarte en uno de los pasos más importantes de una empresa: La construcción de tu marca. ¿Hablamos?

Muchos nos preguntan qué es el branding…

Branding es hacer marca, pero no sólo crear un logotipo y un nombre, ni siquiera hacer toda la identidad de una empresa. Branding es darle alma a la empresa, que transmita emociones, que enamore o que sea odiada. Toda la empresa comunica, internamente desde el edificio, las personas, los coches, las actitudes, hasta la decoración y externamente con sus productos, su comunicación, sus anuncios, sus valores… Para ello la agencia de comunicación o creativa debe intentar estar en el proceso de creación, ya que el plan de comunicación tiene que ir de la mano del plan de gestión.

Hoy en día donde cualquier producto tiene mucha competencia, sólo podemos diferenciarnos mediante el branding. Dirigirnos al público objetivo en base a sus gustos, posicionarnos de una manera diferente con la que nuestro público se identifique, seducirle con el diseño y con los mensajes y que al final sienta un orgullo de pertenencia que le haga fiel a la marca.

Yo entre amigos suelo hacer una encuesta entre Martini y Soberano.

Quizás el Martini tenga menos costes de producción que el Soberano, pero su Branding le ha permitido posicionarse en otro nivel. Martini te lleva a James Bond, chicas y chicos guapos en Italia, seducción, chic, verano, alegre. Por el contrario Soberano se asocia a toros, bares castizos, hombres maduros, serio. Las dos marcas, tienen alma, pero muy diferentes.

Si la empresa es de servicios, el branding también incluye a la propia empresa, a sus empleados, a la vestimenta, los coches, tarjetas de visitas, etc. Como en cualquier producto, debe haber una estrategia detrás de posicionamiento, cada uno de los elementos susceptibles de ser percibido por nuestro público objetivo debe proyectar los valores de la empresa.

No es lo mismo abrir la puerta y encontrarte a alguien con traje y arreglado que a alguien en chandal y descuidado… Nosotros hacemos un análisis de la comunicación, definimos los públicos… Ese estudio es el que va a determinar el posicionamiento, los mensajes, valores y las acciones de comunicación.

Y de ahí viene lo que más me gusta hacer… crear marca.

JOKIN TOTORIKA. Dir. Creativo