Qué aporta la creatividad a una campaña

La creatividad en una campaña es la que va a decidir el aspecto de cualquier anuncio publicitario, independientemente del soporte donde vaya a aparecer. En esta tarea trabajan tanto el creativo publicitario como el copywriter para producir mensajes publicitarios que capten la atención, que sea original y atractivo. Todo ese trabajo está orientado a posicionar una marca y/o vender un producto.

Cada propuesta creativa siempre va a tener como origen una estrategia de comunicación que está ya establecida en una estrategia de marketing. En esta última se van a contemplar todos los elementos que van a permitir lograr los objetivos marcados por la empresa, en base a una serie de recursos de los que se dispone para transmitir el mensaje más adecuado a la audiencia adecuada.

Por tanto, habrá que definir cuál es el público objetivo, los mensajes a transmitir sobre nuestro producto o servicio. La creatividad trata de aglutinar condensar todos estos datos en un mensaje que en forma y fondo sea atractivo con el fin de que resulte más eficaz. En definitiva, la creatividad es la culminación de esa estrategia de marketing con unos objetivos muy claros.

Objetivos de la creatividad

 

  • Envío de mensaje claro y contundente. La creatividad es lo que llega finalmente al cliente, ya que es el último paso de la estrategia. Pero dicha creatividad ha de saber hacer llegar un mensaje perfectamente comprensible y sin ambigüedades.
  • Posicionar un producto y/o marca. La campaña que se realice debe contribuir al posicionamiento de la marca y del producto. Este último está asociado a unos atributos o cualidades, mientras que la marca está asociado a un posicionamiento estratégico, generalmente asociado al prestigio.
  • Debe causar impacto. No es suficiente con que un mensaje sea claro, sino que además debe llamar la atención y perdurar en nuestra memoria. Para ello se emplean recursos emocionales (humor, misterio, ternura, empatía…) o recursos visuales, sonoros o gráficos.
  • Intentar que genere conversación. Esto es que el público hable del anuncio. Hoy en día, con las redes sociales y medios digitales esto es mucho más fácil que ocurra. Además, no solo podemos crear conversación, sino que podemos seguirla y medirla de una forma mucho más sencilla que con los medios tradicionales (prensa, radio y televisión).
  • Difundir y viralizar. Si realizamos una buena campaña podemos lograr que de forma espontánea llegue a los medios de comunicación de manera gratuita (porque hablen de ella en informativos o en un programa) o que se viralice por las redes sociales.

Recomendaciones

A modo de resumen, podemos decir que la creatividad aporta el cómo comunicar el mensaje a transmitir y que se ha definido ya en los objetivos de la estrategia de marketing. Va a determinar cuál será la manera más efectiva de hacer llegar el mensaje  más apropiado sobre un producto y marca a los consumidores.

Del mismo modo, el concepto creativo tendrá que ser coherente y útil para la marca y el propósito de la campaña. Debe mostrar el beneficio que obtendrá el usuario si lo obtiene. El propósito es despertar en el consumidor el deseo de comprar el producto. Para ello es recomendable:

  • Generar contenido, cuanto más personalizado mejor. Esto último dependerá de si nos estamos dirigiendo al mundo online donde la personalización es más factible que en los medios de comunicación de masas como la radio, la televisión o la prensa escrita.
  • Crear una experiencia atractiva. Debemos recordar que cuanto más creativo sea un anuncio, más impactará en el público.
  • Apuesta por la interactividad. Cada vez más se están introduciendo experiencias interactivas, donde el usuario es el que decide qué desea experimentar.
  • Conocer a tu público ideal. Es fundamental saber a quién está enfocada una campaña y adaptarla a cualquier tipo de dispositivo que estos posean.

En definitiva, la creatividad es uno de los factores más influyentes en los resultados y objetivos de ventas, ¿vas a dejarlos en manos de cualquiera?